domingo, 5 de marzo de 2017

XXI Pregón Hermandad de la Expiración

El próximo día 11 de marzo de 2017, la Banda de Cabecera Santísimo Cristo de la Expiración tendrá el placer de participar un año más en el Pregón de nuestra Hermandad, interpretando algunas de nuestras marchas amenizando el inicio del acto, que dará comienzo D.m. a las 20:00h en la Capilla del Hospital de los Marqueses de Linares.

El pregón correrá a cargo de D. FRANCISCO JOSÉ FONTECHA MAÑAS, que será presentado por D. JAVIER SUÁREZ MÁRMOL, miembro de la Junta Directiva de nuestra Hermandad

Además participarán los hermanos trompeteros con sus sones característicos.

Desde aquí les invitamos a asistir al mismo, y disfrutar de un adelanto de nuestro esperado Viernes Santo.


sábado, 24 de diciembre de 2016

Felicitación de Navidad 2016

La Banda de Cabecera Santísimo Cristo de la Expiración quiere transmitirles sus más sinceros deseos de felicidad para las fechas que se aproximan, así como desearles que el año próximo sea próspero y esperanzador en todos los proyectos que se presentan.


miércoles, 14 de diciembre de 2016

IV ENSAYO SOLIDARIO

Como ya es tradición, por cuarto año consecutivo y coincidiendo con el último ensayo antes de la Navidad, la Banda de Cabecera Santísimo Cristo de la Expiración celebrará su IV Ensayo Solidario de Puertas Abiertas.

Las puertas del Colegio Salesianos se abrirán para que todo aquel que lo desee pueda disfrutar de un adelanto de lo que es nuestro Viernes Santo, con el único requisito de hacer una aportación solidaria en forma de alimentos.

En estos tiempos que corren, hace falta mucha ayuda para aquellos que no tienen tantas posibilidades, y nosotros queremos ser partícipes de esta ayuda a través de lo que mejor sabemos hacer, la música.

Como en años anteriores, lo que se nos requiere son principalmente alimentos infantiles, como por ejemplo potitos, leche, galletas, cereales, etc, aunque todo alimento siempre que sea no perecedero es bien recibido.

Esperamos que como en anteriores ediciones Linares se vuelque en esta jornada tan especial para nosotros y que gracias al granito de arena que cada uno aporta, haya personas que puedan pasar al menos algún tiempo con menos preocupaciones.

¡Quedan todos invitados! ¡Les esperamos!


sábado, 9 de abril de 2016

Crónica de nuestro Viernes Santo


25 de Marzo de 2016, una y media de la tarde, Javi nos recuerda lo que ha sido la frase de este curso cofrade: “esto es vuestro, disfrutad”.

Viernes Santo, un hormigueo corre por los estómagos de más de cien personas hasta que los caperuces se bajan y las primeras notas de Anochecer empiezan a sonar en el Callejón, nuestro Callejón, arropados por numerosos y fieles acompañantes.

Más tarde, golpe de aro de ligera y pasacalles hacia Santa María entre sones de The Olympic Spirit y Carmina Burana. Es la hora de plasmar en imágenes lo que, desde hace años, se ha pretendido de forma prioritaria: compañerismo, complicidad y compromiso más allá de personalismos y exhibicionismo.

Emoción, es lo que sentimos al visitar a nuestra compañera Yolanda. Persona que durante muchos años compartió con nosotros todas las alegrías y sinsabores. Su equilibrio, cariño y sensatez han contribuido a lo que ahora tenemos. Por causas ajenas a su voluntad y muy a su pesar, hoy no puede acompañarnos físicamente, por eso hemos tenido el gusto y la obligación de llevarle la Banda a su casa. Es lo menos que podíamos hacer por ti.

En pasacalles y hacia las tres de la tarde, llegada a San Francisco, nuestra sede canónica, donde comenzamos nuestra cuadragésima octava Estación de Penitencia abriendo paso a nuestros Titulares, el Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de la Esperanza.

Con el Ave María comenzamos nuestra marcha lenta, pausada y sobria hacia la calle del Marqués donde se celebra el acto culmen de la Hermandad: la muerte, el último suspiro de nuestro Señor, su Expiración.

Acompañado por su Madre y por cientos y cientos de linarenses y foráneos, Ceremonia y toque de Oración. Jesús ha muerto.

Mater Mea, marcha fúnebre, es interpretada como duelo del acontecimiento que acaba de ocurrir y bajo sus compases vamos llegando a la calle Pontón.

Antes de eso, de la Ceremonia, unos momentos de descanso en la casa de Hermandad para reponer líquidos y sólidos para aquel que lo necesite, y para comentar las primeras sensaciones de la tarde que acaba de empezar.

Una vez en nuestra calle, los acordes musicales empiezan a sonar sin pausa, tan sólo los toques de percusión, rítmicos y con la delicadeza que la situación requiere ponen pausa entre marcha y marcha. Casi todo el repertorio es interpretado en los metros por los que discurre la que parece ser la primera calle de la historia de Linares.

Hacia la mitad de la calle Pontón, a la altura del Hospital de San Juan de Dios, actualmente los juzgados, se marca Nabucco. Es uno de nuestros singulares e íntimos actos. Desde hace decenas de años se viene tocando esta particular marcha como reconocimiento a una persona que puso a nuestra disposición su casa, su familia y lo más importante, su cariño desinteresado. Ahora, su familia es la que nos da la oportunidad de demostrarlo. Gracias a todos ellos.

Una vez transcurrido este trayecto, nos disponemos a encarar las calles previas a la tribuna oficial. Es momento de preparación, de afinación para interpretar las marchas elegidas. Marchas que representan la actualidad de la Banda.

En calle Isaac Peral se marca la primera marcha, Gladiator, y ya sucesivamente irán sonando Anochecer y Adagio de Yanni. 

Al fondo se divisa la iglesia de San Francisco, nuestra meta, la casa del Cristo de la Expiración. Sólo nos queda un último esfuerzo así que se interpretan otro conjunto de marchas casi ininterrumpidamente. 

Se va sintiendo un sentimiento contrapuesto de satisfacción y tristeza. Satisfacción por dar término al esfuerzo de un duro día, pero a la vez tristeza porque tendrá que pasar un año para poder repetir esta bendita experiencia. 

Sobre las 21,00 horas finalizamos nuestra Estación de Penitencia.

Sólo queda retirarnos a nuestro lugar de inicio. Golpe de caja y al callejón.

Son momentos emotivos, de alegría, de satisfacción y de felicitarnos por el gran trabajo realizado. Es un acto muy nuestro, que surgió de forma totalmente improvisada y que a lo largo de los años se ha ido repitiendo con gran ilusión siendo el colofón esperado por todos nosotros.



Hasta aquí la crónica de la Estación de Penitencia de 2016, pero la verdadera crónica es la de cada uno de vosotros, la que se va haciendo paso a paso, de forma anónima debajo del caperuz y de la túnica. Vivencias, sentimientos y experiencias son la crónica que siempre guardaréis en vuestra alma cofrade. 


Que Dios os bendiga hermanos.